05.07.2017 | NOTICIAS CPA

Precisiones del presidente del Ente Administrador Puerto Villa Constitución, Fernando Villalba

La agenda de Villa Constitución

Villa Constitución es el tercer puerto público en importancia de la provincia de Santa Fe, estado líder en exportaciones del país.

El puerto que forma parte de los nodos de carga y descarga de la hidrovía está enmarcado en una ciudad pujante que tiene en el sector metalmecánico su más tradicional actividad. Pero el puerto también quiere generar más recursos.
Fernando Villalba, es presidente del Ente Administrador Puerto Villa Constitución, la autoridad que desde hace tiempo tiene el foco puesto en recuperar la relación ciudad puerto y en ese marco, que la comunidad tome conciencia del aporte, el trabajo y los ingresos que esté último genera. Además destaca la importancia que desde la administración portuaria se apoye a los operadores para facilitar la llegada de nuevas cargas y nuevos proyectos, trabajando en forma transparente, tomando conciencia de la responsabilidad que significa manejar infraestructura y gestión pública que puede y debe ser eficiente. “Con los 3000 buques que circulan por la hidrovía hay que tener en claro que los puertos tenemos que dar el mejor servicio”, dice el funcionario.


Villalba, que viene de la actividad político gremial – en el cargo a partir de representar al histórico Partido Demócrata Progresista como parte de la alianza que gobierna la provincia – destaca cómo recuperar la relación de la ciudad con el puerto. “Estuvimos durante mucho tiempo con un puerto aislado de la ciudad que vivió de espaldas al río; sin tener en cuenta la actividad, los ingresos y el trabajo que genera la actividad logística vinculada al puerto”, señala. 

Si se habla de mano de obra, son unos 400 trabajadores que emplea el puerto y muchos de ellos de baja calificación que no podrían insertarse en otras actividades de Villa Constitución. De allí que está trabajando con los concesionarios de las unidades del puerto para calificar a la gente, más allá de que cuenta con personal técnico de primer nivel. Destaca que hoy la autoridad portuaria apunta a mantener una paz social que primero evite la pérdida de puestos de trabajo y al mismo tiempo generar las condiciones para que crezcan.
Recuerda que el sistema portuario que fue origen de Villa Constitución, por diferentes situaciones quedó relegado y recibió un fuerte empuje con la instalación de Acindar que transformó a la ciudad en dependiente de la actividad metalmecánica. “Todo lo que se hace en la ciudad es para Acindar”, se suele decir. Cambiar esa idiosincaracia no es fácil en una ciudad concentrada en las actividades que derrama esta gran compañía. “Es importante diversificar las actividades y debemos fortalecer desde todos los ámbitos la operatoria portuaria”, señala.

Un punto que permite avanzar es que hoy la relación política entre la ciudad y el puerto está en buenos términos respecto a los proyectos de integración. Advierte Villalba que por muchos años más allá de que el gobierno municipal era del mismo frente político que el responsable de la autoridad portuaria, nunca se le dio al puerto la mirada necesaria. Curiosamente ahora que “Villa” tiene un intendente de otro signo político, coincide más con la agenda del puerto. “Esto nos permitió empezar a fortalecer las instituciones que están dentro del puerto y encarar con la municipalidad acciones políticas conjuntas puerto/ciudad, integrándolas. Así buscamos concientizar desde la escuela de que hay un puerto que genera puestos de trabajo e ingresos para la ciudad”, dice. En ese sentido se destaca el proyecto “el puerto va a la escuela”, con charlas con los alumnos - previas reuniones con los directores- y donde por ejemplo se lleva a ex trabajadores y jubilados del ámbito portuario a los colegios. Las exposiciones van más allá explicando cómo es el sistema portuario argentino, “para entender el puerto de Villa Constitución hay que entender el sistema portuario en general, comprender la hidrovía como un sistema logístico donde cada eslabón es esencial”, advierte Villalba. 
Uno de los elementos de valor agregado para el puerto es que al participar del Consejo Portuario Argentino, se visitan distintos puertos que se pueden tomar como ejemplos del manejo en esa relación con la ciudad. Villalba destaca el caso de Valparaíso que comparte con total armonía la operatoria portuaria, con el turismo en un casco histórico que es patrimonio histórico de la humanidad.
 
Proyectos

Villa Constitución mueve unas 500.000 tons. y cuenta con tres unidades, la 2 es operada por Servicios Portuarios con el mayor movimiento, destacándose la carga de maíz especial y las otras dos, una con un muelle multipropósito y un fiscal, esperando un nuevo operador y la otra buscando un nuevo desarrollo ya sea para la operación de barcazas como para servicios a los buques. “Como autoridad portuaria estamos incentivando a los operadores para que sea más atractiva la actividad y que lleguen más inversiones, aprovechando las alternativas que ofrece el tráfico de la hidrovía y además viendo qué nuevas cargas pueden llegar”, dice Villalba.
También se analizan proyectos vinculados a inversiones para la refacción del muelle. Recordamos que estamos hablando de infraestructura de muchas décadas y los barcos de hoy requieren la adecuación de algunas instalaciones, reconoce el funcionario. En cuanto a potencial de nuevas cargas, están la cebada, portland o lácteos, incluso en carga de cabotaje.
En ese sentido el puerto cuenta con un plan maestro del 2009 que se está revisando a partir del potencial para generar inversiones, por ejemplo, trasladando una de las unidades portuarias para conectar con la ciudad y que la zona sea más operativa, lo que requiere un trabajo más profundo.
También se trabaja en la mejora de los costos logísticos. “Nosotros como administradores tenemos conciencia de que hay que ser competitivos, no es que nos levantamos un día y decidimos incrementar una tarifa; pero esa mejora debe extenderse en toda la cadena, incluso entre los actores privados”, dice. Para el funcionario, los servicios pueden ser operados por privados o por el Estado, la clave es que sean eficientes y transparentes.
En esa competitividad también está el trabajo con la provincia para mejorar los accesos. La enorme cantidad de camiones esperando para cargar un barco entrando y saliendo de la ciudad fue una de las razones de la enemistad de la gente con el puerto. 
Sostiene que en la actividad portuaria se necesita una visión a mediano largo plazo. “Lamentablemente en nuestra historia esto no ha sucedido y de hecho la falta de previsibilidad se ve con la construcción primero de asentamientos irregulares y luego barrios que impactaron en el puerto. Quizá ese pensar en el día a día de la política que exige solucionar cuestiones que debían corregirse ayer, impide proyectar y es en el puerto donde esa proyección a futuro se hace necesaria”, argumenta.

Cuando le planteamos algunas trabas e intervenciones o reclamos en la cadena logística que generan extracostos, Villalba reconoce que hay usos y costumbres tanto a nivel de empresas como gremios que complican y que necesitan replantearse cuando empiezan a atentar contra la propia operación y la actividad. “Yo protejo los derechos de los trabajadores pero cuando son justos”, advierte. Al mismo tiempo defiende la tarea del sector público, “nuestros cuadros técnicos son muy capacitados y vienen de la administración pública”, enfatiza.
Para Villalba, es importante que Villa Constitución forme parte del Consejo Portuario Argentino. “Es tener una voz que es escuchada. En el CPA podemos plantear los temas que nos preocupan y más allá de que las autoridades hacemos catarsis en las reuniones, se analizan cuestiones reales y concretas que siguen su canal y llegan a quienes corresponden para que puedan resolverse. Además es muy bueno que una Institución pueda generar un análisis y debates con realidades tan distintas como las de la hidrovía o los puertos de la Patagonia, pero donde aparecen problemáticas similares.

Al mismo tiempo, esto sirve para aprender de distintas experiencias e implementar soluciones que se dan en otros puertos”, advierte. El funcionario finaliza señalando que esa participación es importante, “uno no puede quejarse sentado desde un escritorio. La participación es buena porque queremos ser mejores en nuestra actividad, especialmente cuando se administra un ente público donde hay que pensar en superarse para que los que vengan encuentren una mejor situación. Recuerdo que en un momento se pensó que lo público no interesaba porque se lo tomaba como un “extra costo” y esto no es así. Administramos siendo transparentes porque eso que administramos no es nuestro, y lo hacemos pensando en el futuro y teniendo en cuenta que en el medio hay gente que trabaja y ese trabajo significa un gran aporte a la ciudad y a la comunidad a la que pertenecemos”.

Por Darío Kogan

Fuente: PRENSA CPA

Buenos Aires, Argentina

Síganos en
Calendario de eventos
Video